Preguntas Frecuentes

Trucos para lavar ropa blanca

El blanco combina con todo pero el gran problema es la facilidad con la que la ropa blanca se vuelve amarillenta con el uso, con los lavados y con el paso del tiempo. Por este motivo, hoy desde Mr Jeff, queremos daros unos sencillos trucos y consejos para que la ropa blanca dure todo el tiempo posible, trucos para lavar ropa blanca y que quede impecable.

Vamos a dar unas pautas básicas para lavar ropa blanca, un resumen de aquellas técnicas que, aunque nos pueden parecer obvias, muchas veces olvidamos o pasamos por alto de modo que, nunca está de más recordarlas.

– Separa de forma correcta la ropa. Los colores pastel o colores grises no son blanco. En la colada de ropa blanca debe ir a parar exclusivamente la ropa blanca. Los colores pasteles o grises deben ir destinados a una colada de colores claros. Más adelante en Mr Jeff analizaremos la forma correcta de preparar una colada de color.

– En la lavadora, utiliza agua fría en lugar de agua caliente. El agua fría penetra en los tejidos de forma diferente de este modo nos ayuda a mantener el blanco impecable. También hay que tener en cuenta que no solo ayudarás a mantener tu ropa blanca sino que estarás contribuyendo con el medio ambiente.

– Debemos prestar especial atención al tejido que estamos lavando y atenernos siempre a las instrucciones de lavado de la prenda, de este modo lograremos conservar la ropa en buen estado durante el mayor tiempo posible. No se lava igual el algodón que la seda o el cashmere.

– Cambia el blanqueador químico por bórax. El blanqueador químico, si no se utiliza de forma correcta, puede dejar manchas amarillas en las prendas. Por el contrario, el bórax es un efectivo blanqueante y no es tóxico, como si lo es el blanqueador químico.

– Ataca las manchas lo antes posible, este truco es básico, si no tratamos de eliminar las manchas en cuanto llegan a la ropa, tendremos dificultades más tarde cuando nos toque poner la lavadora. Incluso algunas manchas podrían no eliminarse jamás, estropeando para siempre tus prendas..

– Otro truco para lavar ropa blanca es evitar, en la medida de lo posible, el uso de lejía. Con este producto la ropa blanca se vuelve amarillenta con el paso del tiempo, es cierto que ayuda con las manchas difíciles, pero si tu ropa no está manchada en exceso al lavar ropa blanca evita utilizarla.

Lavar ropa blanca 2– No laves juntas las sábanas con las toallas, ya que las pelusas que desprenden estas últimas pueden adherirse en el lavado a tus sábanas y ser difíciles de eliminar. Además también se resultarán incómodas a la hora de dormir.

– Tiende la ropa lo antes posible, este truco sirve para todo tipo de ropa, es fundamental sacar la ropa de la lavadora cuanto antes para evitar que coja olor a humedad. Si la ropa permanece mucho tiempo mojada, produce un mal olor que será muy difícil hacer desaparecer.

– El sol, los rayos ultravioletas ayudan a blanquear la ropa, tras lavar ropa blanca tiéndela siempre de día y en el exterior, la acción del sol en las prendas contribuirá a blanquearlas.

Y a continuación, aquí están todos aquellos trucos caseros, de los que usaban nuestras madres o abuelas y que muchas veces resultan de lo más efectivos, quizá algunos os los sepáis de memoria pero otros os van a sorprender.

– El limón es un potente blanqueante, poner la ropa a remojo con el jugo de un limón o dos (en función de la cantidad de ropa que tengamos) ayuda a blanquear las prendas. También podemos meter en la lavadora medio limón dentro de un calcetín para logar un efecto similar.

– Otros elementos que ayudan a blanquear la ropa, aunque resultan más fuertes para las prendas delicadas, son: el agua oxigenada, el amoniaco, el vinagre y el bicarbonato. Podemos utilizar la misma técnica, poner la ropa a remojo con alguno de estos componentes, o agregarlos al cajetín de nuestra lavadora, siempre teniendo precaución con las cantidads que utilizamos para lavar ropa blanca. A través del siguiente vídeo podéis ver la forma correcta y las proporciones para utilizar estos elementos.

– El bicarbonato es recomendado especialmente para actuar contra manchas concretas. Si tienes dificultades con alguna mancha, frota la prenda con un poco de agua y una cucharadita de bicarbonato para que la mancha desaparezca más fácilmente.

– El agua oxigenada por su parte, también es recomendable para desinfectar las prendas, la podemos utilizar, por ejemplo, añadiéndola al agua de la lavadora en coladas con ropa interior.

Y un último consejo, es que si tienes alguna prenda que no sepas como lavar, debes dejarla en manos de profesionales, una lavandería o tintorería es la mejor solución para cuidar de tus prendas.

¿Cómo hacer limpiadores caseros ecológicos para el hogar?

Hacer nuestros propios limpiadores ecológicos en casa es sencillo, sostenible y barato. Vamos a ver qué productos podemos usar como limpiadores en el hogar.

Principalmente, para elaborar limpiadores caseros, vamos a utilizar 4 productos básicos que podemos usar solos o combinados y mezclados con otros, dependiendo del uso que vayamos a darlos:

Bicarbonato para limpiar: es blanqueante, anti-moho y odorizante (elimina los malos olores). Lee sobre los usos del bicarbonato y beneficios para la salud.

Sal: se utiliza desde la antigüedad para limpiar. Mira 7 formas de usar la sal para limpiar.

Agua oxigenada o peróxido de hidrógeno: un remedio muy útil para blanquear, eliminar hongos y gérmenes. Lee 15 remedios caseros con agua oxigenada.

Vinagre para limpiar: es muy bueno para desinfectar y eliminar manchas de grasa

Limón para limpiar: tiene acción antiséptica y quitamanchas.

Jabón casero para limpiar: para elaborarlo aprovecharemos aceite usado. Mira cómo hacer jabón casero.

Aceite esencial de árbol de té, lavanda, limón: todos con acción antiséptica, eliminan los gérmenes y proporcionan un aroma agradable. Son ideales para limpiar lavabos, superficies en cocina, etc.

Alcohol: puede sernos muy útil para eliminar manchas difíciles y para desinfectar.

Diferentes maneras de utilizar productos caseros de limpieza en el hogar

– Para fregar el suelo: utiliza vinagre o también jabón casero rallado. Deja los suelos muy limpios y brillantes.

– Para lavar la ropa: utiliza dos cucharadas de bicarbonato de sodio por cada lavado. Si la ropa es blanca además hará un efecto blanqueante.

– Suavizante para la ropa: usa dos cucharadas de vinagre blanco por cada lavado en lugar del suavizante comercial.

– Para limpiar los cristales: usa un poco de vinagre en un trapo o papel para dejar los cristales y espejos limpios.

– Limpiador para el lavavajillas: utiliza jabón rallado u otra opción es usar bicarbonato y añadir el jugo de un limón.

– Para limpiar la tabla de cortar alimentos: si utilizas una tabla de cortar alimentos puede limpiarla frotando con sal gorda o sal de mar sobre la superficie, aclara y deja secar.

– Para alfombras y sofás: podemos eliminar malos olores y conseguir un ambiente mucho más agradable con aceite esencial y bicarbonato. Mira cómo hacerlo aquí.

– Para las manchas en la ropa: para machas de salsas, tomate, tinta, sudor, tinta, etc. en tejidos, prueba estos remedios caseros.

– Para abrillantar metales: para estos casos podemos usar la cola de caballo. Esta planta medicinal, además de ser muy beneficiosa para la salud, tiene la cualidad de dejar los metales muy bien, lee cómo hacerlo aquí. Ademas podemos usar bicarbonato y sal para abrillantar.

Ventajas del uso de productos de limpieza ecológicos

Cuidar el medio ambiente es una cuestión a tener muy en cuenta por las empresas responsables. Como expertos en el sector, utilizamos productos ecológicos para realizar la limpieza de oficinas, uno de los múltiples servicios que ofrecemos. Efectuar las tareas de retirada de residuos y desinfección con compuestos de origen natural permite, no sólo ser respetuosos con el entorno, sino que la salud de las personas que trabajan en los espacios que limpiamos no se vea resentida.

Y es que las alergias a productos químicos aparecen cada vez con más frecuencia. Por este motivo, nuestros operarios emplean productos no contaminantes para llevar a cabo la limpieza de los despachos y demás dependencias que integran una oficina. Los productos ecológicos industriales se utilizan también en hospitales, restaurantes, industrias, etcétera. Hay que destacar que estos artículos de limpieza son totalmente eficaces, por lo que no se corre el riesgo de que las superficies no queden igual de limpias que con los productos químicos.

En la fabricación de productos ecológicos no se emplean elementos que generen residuos perjudiciales para el medio ambiente. De hecho, incluso los recipientes son biodegradables o reciclables. En ocasiones, los productos que forman parte de su composición proceden de la agricultura ecológica. Asimismo, existe una amplia gama de productos naturales de limpieza. Compuestos desinfectantes, antibacterianos y para desincrustar óxido, entre otros muchos, permiten a los profesionales de la limpieza realizar una higienización completa con medios naturales.

La investigación en este campo ha avanzado tanto que ahora es posible hacer limpiezas industriales con productos libres de disolventes aromáticos y clorados, nitritos, fenoles, cloraminas, ácidos fuertes… La utilización de sustancias respetuosas con el entorno natural también permite reducir el riesgo de quemaduras, intoxicaciones por inhalación y problemas de piel por parte de los operarios que efectúan las labores de limpieza.

¿Qué es la Bacteria MBD-10?

Es una formulación microbiológica que se sitúa entre las más eficaces del mercado debido a que contiene cepas especializadas para promover una rápida penetración, eliminación de obstrucciones y digestión de depósitos orgánicos en los sistemas de ductos de drenaje y trampas de grasa. El producto está compuesto por una mezcla de microrganismos presentes en la naturaleza que degradan de forma rápida las grasas, almidones y proteínas que se encuentran en establecimientos de preparación de alimentos.

La bacteria MBD-10 no es toxica, patógena, causticani corrosiva. No afecta a los humanos, vida marina, animales, ni plantas y es 100% seguro de aplicar en cualquier sistema de drenaje.

Beneficios:

  • El costo de mantenimiento se reduce considerablemente al no tener que desazolvar
  • Vía de drenaje libre de grasa y con buen flujo
  • Elimina malos olores
  • Facilita las tareas de limpieza
  • Mejora la calidad de aguas residuales (DQO, DBO) evitando así una multa
  • Hecho en México
¿Tratamiento o Limpieza de trampas de grasas?

Las trampas de grasas son dispositivos que permiten un tratamiento de las aguas residuales de las cocinas. Su función es separar los desechos sólidos y las grasas de las aguas de lavado que circulan por las tuberías, y evitar la contaminación del medio ambiente.

Si no se da un adecuado manejo de las trampas de grasas, éstas se obstruyen y acumulan sedimento, causando malos olores y atracción de plagas. Una solución rápida que se realiza para mitigar el problema, es extraer el material alto en grasa y desechos orgánicos, mediante uso de mallas o coladores. Sin embargo esta práctica genera un gran impacto ambiental ya que a estos residuos extraídos no se les da ningún tratamiento, y en algunas ocasiones se tiran en cualquier lugar o se entierran.

Algunos hoteles y restaurantes donde hay alto flujo de desechos, incluso tienen que realizar esta remoción de las grasas y sólidos de la trampa, diariamente, como una opción para controlar los malos olores, sin embargo esto representa una gran complicación en tiempo y en dinero.

Una alternativa realmente efectiva, de fácil manejo y amigable con el medio ambiente es el uso de enzimas degradadoras de grasas.

Estas enzimas de origen bacteriano, actúan sobre la grasa rompiendo sus enlaces moleculares, solubilizando la grasa y evitando la formación de capas duras. De esta forma se obtienen los siguientes beneficios:

  • Reduce los malos olores de las trampas de grasa
  • Previene la formación de capas de grasa
  • Degrada capas de grasa ya formadas en la trampa de grasa
  • Evita la necesidad de extraer la grasa de forma manual.
  • Es un producto 100% Orgánico que no causa daños a la salud ni al ambiente.
Tratamientos de trampas de grada en restaurantes

Es muy conocido el hecho de que uno de los subproductos de la industria alimenticia con más dificultad para el manejo y disposición final es la grasa. La grasa animal es un hidrocarbono complejo con enlaces químicos difíciles de romper, por lo que la acción microbiana tarda un poco más en degradarla en comparación con los residuos orgánicos más comunes como las aguas residuales, los desechos orgánicos o las heces.

En principio las legislaciones ambientales de la mayoría de países prohíben disponer de la grasa directamente a través de los servicios de recolección de basura y mucho menos depositarla en las tuberías de drenaje. Ante tal situación que se puede hacer con la continua acumulación de grasas?

Normalmente los negocios y las industrias capturan y acumulan la grasa en depósitos conocidos como Trampas de Grasa, en los cuales debería el material reposar el tiempo necesario para descomponerse y poder disponer del efluente de manera gradual una vez se ha alcanzado los niveles aceptables de Demanda Bioquímica de Oxígeno y de otros parámetros que determine la regulación ambiental local.

En la práctica se ha encontrado que las trampas de grasa que se construyen son demasiado pequeñas y en poco tiempo colapsan por la acumulación de grasas y es en este momento que se deben tomar medidas de emergencia, las cuales implican la remoción manual de grasa parcialmente descompuesta; acción por demás repulsiva y costosa.

Algunas veces se utilizan productos químicos para transformar químicamente la grasa, pero que causan daños por contaminación en las descargas de aguas negras. Los productos químicos tales como ácidos o álcalis no deben ser utilizados ya que contribuyen a aumentar el problema de contaminación.

Una alternativa para resolver este problema es la utilización de activadores biológicos que pueden ser enzimas o bacterias diseñadas genéticamente para desarrollar con eficiencia el trabajo de descomposición de las grasas. Dado que son procesos naturales, no producen contaminación y los efluentes producidos son de calidad aceptable para ser depositados en los colectores de aguas negras. La calidad del efluente depende del tiempo de retención de la grasa; el uso de bacterias o enzimas acelera la degradación y reduce los tiempos de retención.

Dado que los tiempos de retención pueden ser altos, aun con el uso de activadores biológicos, se hace necesaria muchas veces la extracción manual de la grasa de las pequeñas trampas de grasa existentes en las cocinas de los restaurantes y ser depositadas en una trampa colectora con suficiente capacidad para permitir el tiempo de retención suficiente para degradar completamente la grasa y producir un efluente de calidad aceptable que cumpla las normativas de la regulación ambiental existente.

Para tener el mejor resultado posible con el uso de bacterias o enzimas, se hace necesario que su uso sea permanente para permitir una efectiva colonización y una contínua renovación de las cepas existentes para mantener el nivel de actividad bacteriana requerido.

Whatsapp